Aceite arbol de te perros

Aceite arbol de te perros

Cómo utilizar el aceite de árbol de té en los perros

El aceite del árbol del té es un aceite esencial del árbol del té australiano Melaleuca alternifolia y a veces se promociona como un tratamiento natural o a base de hierbas para las pulgas en las mascotas. Aunque no se espera que los productos que contienen bajas concentraciones de aceite del árbol del té supongan un problema en los animales de compañía, el uso de aceite del árbol del té puro directamente sobre la piel es potencialmente muy grave en los animales de compañía y nunca debe utilizarse. La exposición puede causar ataxia, salivación, letargo, coma y temblores. La exposición dérmica al aceite del árbol del té también puede provocar dermatitis, ya que el aceite es irritante para la piel. Incluso unas pocas gotas de aceite del árbol del té puro aplicadas por vía dérmica pueden causar signos clínicos, y se han producido muertes en mascotas tratadas con aceite del árbol del té puro. El tratamiento incluye la descontaminación dérmica y los cuidados de apoyo.

Los propietarios utilizan a veces el aceite del árbol del té como tratamiento “a base de hierbas” o “natural” contra las pulgas, pero es potencialmente peligroso, sobre todo cuando se utiliza sin diluir. Incluso se han producido intoxicaciones cuando se ha añadido aceite de árbol de té puro al agua y se ha rociado a las mascotas.

Cuánto aceite de árbol de té añadir al champú para perros

El aceite del árbol del té se extrae de las hojas de la planta Melaleuca alternifolia, originaria de Australia, y tiene una larga historia de uso médico por parte de sus pueblos indígenas. En la actualidad, se suele utilizar de forma tópica en las personas por sus propiedades antivirales, antisépticas, antifúngicas y antibacterianas, pero se ha utilizado para diversas afecciones, como las enfermedades de las encías y las afecciones de la piel, como el acné y la caspa.

  Aceite de arbol de te para dolores musculares

Aunque estudios científicos recientes han descubierto que el aceite del árbol del té puede ser extremadamente beneficioso para tratar una variedad de afecciones en las personas, NUNCA es apropiado utilizarlo en su mascota. Aunque el aceite del árbol del té es muy tóxico para los perros y los gatos, se puede encontrar en una variedad de productos para mascotas. Las afirmaciones de que repele las pulgas y garrapatas, cura las alergias y alivia la piel son muy comunes. Se sabe que tan sólo 7 gotas de aceite de árbol de té al 100% causan una toxicidad grave, y 10-20 ml pueden causar fácilmente la muerte. Muchos productos contienen cantidades muy pequeñas de aceite del árbol del té, pero es importante recordar que cada mascota es un individuo y algunas pueden verse afectadas incluso por una pequeña cantidad de la toxina. Aunque muchos pregonan los beneficios potenciales del uso del aceite del árbol del té, hay una variedad de productos aprobados por los veterinarios que son igualmente eficaces y mucho más seguros.

Cómo tratar la intoxicación por aceite de árbol de té en perros

¿Sabía que las alergias pueden ser tan molestas y dolorosas para los perros como para algunas personas? Los expertos estiman que hasta 1 de cada 7 perros sufre de alergias. Y esas alergias suelen provocar síntomas como picor, irritación e inflamación.

  Para que sirve el aceite de arbol de te

En el caso de las infecciones cutáneas relacionadas con las alergias, el veterinario puede recetar un medicamento, según los síntomas y la gravedad de la infección cutánea de su perro. En algunos casos, las infecciones cutáneas leves o moderadas pueden tratarse eficazmente con productos tópicos de venta libre. Sin embargo, si no se tratan, estas infecciones cutáneas leves pueden convertirse en focos de calor, que son muy molestos para las mascotas.

El aceite de árbol de té es un aceite esencial natural con propiedades curativas que ayuda a calmar y proteger la piel de los perros. Cuando se utiliza correctamente y en forma diluida en las mascotas, el aceite del árbol del té puede ser muy eficaz para tratar y prevenir las infecciones tópicas bacterianas y por hongos/levaduras. El aceite del árbol del té es un excelente antiinflamatorio, por lo que ayuda a reducir la inflamación de la piel que puede provocar picores e irritación. También tiene grandes propiedades antibacterianas, antivirales y antifúngicas que pueden ayudar a prevenir y tratar toda una serie de problemas de la piel.

Aceite de árbol de té para la piel de los perros

Descripción del proyecto El aceite del árbol del té, también conocido como aceite de melaleuca, ha aumentado su popularidad con el mayor uso de “remedios naturales”. Este ingrediente puede encontrarse en geles, lociones corporales, champús, acondicionadores, bálsamos, pasta de dientes, repelentes de insectos y otros productos domésticos.

En la práctica veterinaria, el aceite del árbol del té se ha comercializado para su uso en perros, gatos, hurones y caballos para tratar parásitos externos. Aunque se pueden utilizar diluciones apropiadas de aceite de árbol de té, es muy importante que hable con su veterinario antes de utilizarlo. Debido a la intoxicación, el aceite de árbol de té al 100% nunca debe utilizarse en un animal.

  Aceite de arbol de te para piercing

Signos y síntomas de toxicidad: temperatura corporal extremadamente baja, debilidad, disminución del ritmo cardíaco, dificultad para caminar, temblores e irritación de la piel. Los signos clínicos pueden observarse a las 1-2 horas de la aplicación, pero pueden tardar hasta 8 horas en aparecer.

La intoxicación es más frecuente cuando se utiliza el 100% del aceite del árbol del té. Tan sólo 7-8 gotas (10-20 mL) aplicadas sobre la piel pueden ser mortales tanto para los gatos como para los perros. Los productos con bajas concentraciones (por ejemplo, champús, jabones corporales) no suelen considerarse tóxicos.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad